Primarias, casi sentido común