Para evitar una victoria pírrica